La maniobra de Kristeller

La Maniobra de Kristeller consiste en realizar una presión externa en el fondo del útero (la parte superior del abdomen), haciéndolo coincidir con la contracción, durante la última fase del parto.

Es eso que muchas mujeres describirán como “se subieron encima mía”, “me empujaron en la barriga” “me dijeron que tenían que ayudarme mientras yo empujaba para que saliese el bebé”. La maniobra de Kristeller resulta muy dolorosa para la mujer, y supone riesgos para ella y el bebé… además, la OMS nos dice que no es efectiva. Pero lo cierto es que es muy común encontrarlo en la mayoría de paritorios de nuestro país, a pesar de que en otros esté totalmente prohibida.

179201-600-338

¿Qué nos dice la evidencia científica?

Todas las recomendaciones van hacia la no utilización de esta técnica…

La SEGO dice “La presión sobre el fondo uterino, podrá ser utilizada sólo con la intención de ayudar al desprendimiento de la cabeza, pero en ningún caso para facilitar el descenso de la presentación. La clásica maniobra de Kristeller está contraindicada.”.

La Guía de Práctica Clínica del Ministerio nos dice que “Se recomienda no realizar la maniobra de Kristeller. Es ineficaz en la reducción de la duración de la segunda etapa del trabajo de parto”.

¿Qué riesgos tiene la maniobra de Kristeller?

Para la mujer, aumenta el riesgo de hemorragias, contusiones, rotura de útero, desgarros perineales de 3º y 4º grado, prolapso genital, desprendimiento de placenta, fractura de costillas.

Para el bebé, aumenta el riesgo de distocia de hombros, fractura de húmero o de costillas, lesión de órganos internos, hipoxia, hematomas, parálisis de Erb (lesión de nervios)…

ONU-reivindica-matronas-reducir-mortandad_TINIMA20140603_0587_5

 

La maniobra de Kristeller es VIOLENCIA OBSTÉTRICA, más aún cuando se realiza sin previo consentimiento informado de la mujer. Más aún cuando a pesar de que la mujer chilla “por favor para”, continúan haciéndolo.

Utiliza tu Plan de Parto para reflejar tu NO CONSENTIMIENTO hacia esta maniobra. El plan de parto es un documento legal, basado en la Ley de Autonomía del Paciente y utilizado a efectos de consentimiento informado, en el que la embarazada expresa sus preferencias y dice sí, no o tal vez a las actuaciones más comunes realizadas en un parto.

Si ya has sufrido esta maniobra, y quieres reclamar por ello, la campañana stop kristeller pueda darte más información a nivel legal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s