Óxido nitroso para aliviar el dolor durante el parto

El domingo comencé mi contrato de Navidad en el Hospital Virgen del Rocio. Ya estuve allí hace justamente un año, pero esta vez me he llevado una agradable sorpresa… ¡¡Tienen óxido nitroso!!

¿Qué es el óxido nitroso?

El óxido nitroso es un gas, que mezclado con oxígeno, se utiliza de forma inhalada para aliviar el dolor durante el trabajo de parto.

Es uno de los métodos de alivio del dolor recomendado, y hasta ahora no lo encontrábamos en ninguno de los hospitales de Sevilla, así que ¡estamos de enhorabuena!… poquito a poco se van introduciendo nuevas alternativas 🙂

Se ha demostrado que proporciona un alivio moderado del dolor, y es seguro para la embarazada y el bebé, no afecta a la lactancia materna, no aumenta el número de partos instrumentados, no disminuye la dinámica uterina, ni anula el reflejo de pujo.

oxidonitroso.JPG

¿Cómo se usa?

Su administración es muy fácil. Será la propia mujer la que se lo autoadministre según sus necesidades.

La matrona te ofrecerá la bombona de oxído nitroso junto con una boquilla o mascarilla. Al comienzo de la contracción, antes de que ésta sea dolorosa, debes comenzar a inhalar de la boquilla. Respira de forma normal, tranquila, sin hiperventilar. Coges aire por la boca a través de la boquilla, y lo sueltas por la nariz, hasta que la contracción haya terminado. ¡Es importante comenzar a inhalar nada más sientas que la contracción va a empezar! El óxido nitroso tarda unos 20 segundos en comenzar a hacer efecto, por lo que de esta manera el pico de analgesia coincidirá con el pico de la contracción; si tardamos más en empezar a inhalar, no será efectivo.

¿Tiene efectos secundarios?

Se han descrito como efectos secundarios: sensación de mareo o somnolencia, naúseas y/o vómitos. Esto sucede sobretodo cuando se utiliza durante un tiempo muy prolongado, o cuando existe una succión descontrolada al principio, respirando de forma muy rápida.

Conclusión

¡Aquí tenéis una alternativa más a elegir durante vuestro parto! Es segura, fácil de administrar y no existen a penas contraindicaciones. Además, las mujeres que lo han usado refieren una experiencia muy positiva, y su uso aumenta considerablemente las tasas de parto sin analgesia epidural.

¡Contadme vuestras experiencias! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s