Masaje perineal

El masaje perineal es como su propio nombre indica un masaje en la zona del periné, que se realiza durante el embarazo para prevenir desgarros en el parto. Su finalidad es aumentar la elasticidad de los tejidos, relajar la zona y facilitar así la salida del bebé.

Primero de todo, quiero que os quede claro que el masaje perineal ayuda a prevenir los desgarros, pero NO PREVIENE LA EPISIOTOMÍA. ¿Por qué? Porque realizar o no realizar una episiotomía es decisión del profesional que te asiste el parto (Os recomiendo leer este artículo de la matrona Ascensión Gómez: http://centrohebamme.blogspot.com.es/2016/11/por-que-no-hay-que-decir-que-el-masaje.html ). Y hoy por hoy, después de muchos estudios, está más que demostrado que esta decisión sólo debería tomarse en tres casos:

  • Si el bienestar del bebé corre peligro.
  • Si en tu periné existen lesiones GRAVES de mutilación genital.
  • Si es necesario usar instrumentos para facilitar el nacimiento del bebé: fórceps o espátulas (con ventosas no es necesario realizar una episitomoía).

Con estos tres puntos claros, continuamos. El masaje perineal nos va a ayudar a prevenir los desgarros, al igual que también nos va a ayudar parir en una posición libre, pujar de forma fisiológica o tener paciencia, pero de esto hablaremos en otra ocasión. También ayuda a disminuir el dolor en la zona perineal en los meses después del parto.Es sencillo y económico, y ha demostrado tener buenos resultados, por lo que siempre aconsejo a todas las mujeres embarazadas que, llegada la fecha, comiencen a realizarlo.

Además, es muy importante que, si no lo hemos hecho antes, comencemos a tener contacto, a conocernos y a tomar conciencia de esta parte de nuestro cuerpo.

Parece una tontería, pero muchas mujeres nunca se han mirado con un espejo, y este es un buen momento parece comenzar. Visualizar, tocar e imaginar la zona que será la puerta de salida a la vida de nuestro bebé es más importante para el parto de lo que se pueda imaginar. Esa pequeña entrada a la vagina que ahora podemos visualizar, se adaptará perfectamente a la cabeza del bebé en el momento de su nacimiento. Lo hará lentamente, para no lesionarse, lubricándose de forma natural con el líquido amniótico. E imaginarlo, y sentirnos capaces de ello, nos ayudará enormemente. Así que te invito a que no utilices el masaje perineal como simple preparación física de la zona, sino como un momento para comprender lo maravilloso que es tu cuerpo.

vulva-arte-pintura-2

Imagen: Laura Serradilla

Y ahora… ¡¡Comencemos!!

¿Cuándo realizar el masaje perineal?

Debemos comenzar el masaje perineal en la semana 32 de embarazo, y a ser posible, hacerlo de forma diaria (mínimo, dos veces a la semana). No nos supondrá más de 5 o 10 minutos, pero la constancia irá aumentando poco a poco la elasticidad de la zona.

¿Cómo realizarlo?

Antes de comenzar:

  • Primero, lávate bien las manos y vacía la vejiga. Esto nos ayudará a evitar infecciones.
  • Busca un lugar y una posición cómoda. Semisentada sea quizá la forma más fácil para realizarlo.
  • Ten a mano un espejo, que te ayude a visualizar bien la zona.
  • Hazlo después de una ducha de agua caliente, o bien aplica antes de comenzar unos paños calentitos, que relajarán la zona y lo harán más fácil.
  • Utiliza aceite de rosa de mosqueta, se ha demostrado que es el único que no modifica el PH de la vagina y que por tanto, disminuirá el riesgo de contraer infecciones tipo hongos.

Técnica:

  • Lubrica tus dedos con el aceite de rosa de mosqueta.
  • Comienza realizando pequeños pases con tus dedos por los labios mayores y por la entrada de la vagina.
  • Utiliza tus dedos pulgares para realizar el masaje. Introdúcelos en la vagina unos 3 cm (hasta los primeros nudillos aproximadamente)
  • Comienza realizando una presión intermitente hacia abajo, hacia el recto, y desliza los dedos hacia los laterales.
  • Continúa con una presión continua, hacia el recto. Manténla durante aproximadamente 2 minutos.
  • Coge esa zona entre los pulgares (que están dentro de la vagina) y los dedos opuestos (que se encuentran en la parte exterior) y realizar movimientos oscilares por toda la zona.
  • ¡¡¡ES NORMAL SENTIR UNA SENSACIÓN DE ESCOZOR!!! Irá disminuyendo según pasen los días y la zona vaya teniendo más elasticidad.

MASAJE-PERINEAL-4

Os recomiendo este documento, que os puede servir de ayuda: http://www.federacion-matronas.org/documentos/profesionales/i/16942/124/el-masaje-perineal

Y este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=5EtMFK77oIc&t=75s

Y para terminar… ¿Cuándo no realizarlo?

  • Si hay infección vaginal o urinaria. Primero deberemos tratarla para no empeorarla.
  • Si hay varices vulvares.
  • Si hay programada una cesárea, ya que no será necesario.

 

Os animo a dejar en la sección de comentarios cuál es vuestra experiencia con el masaje perineal, si os ha resultado de ayuda, cómo os fue en vuestro parto, etc.

¡Nos vemos por facebook! https://www.facebook.com/lauragilmatrona/

Laura.

 

 

 

 

 

 

Un comentario en “Masaje perineal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s