Elegir dónde parir

¿Cuál es el mejor sitio para parir? Ésta es seguramente una de las miles de preguntas que se hacen muchas de las embarazadas durante los últimos meses. La verdad es que, las posibilidades son numerosas, y la elección final será decisión de cada mujer y sus preferencias. Sólo hay una regla imprescindible para poder responder a esta pregunta… ESTAR BIEN INFORMADA.

  1. Elige un sitio en el que te sientas segura y cómoda. El parto puede ser en un hospital público, un hospital privado, o incluso en tu propia casa (atendido por matronas especializadas en el parto domiciliario). Esto es lo primero que deberás decidir, barajando los pros y los contras de cada lugar, y sobre todo, orientando al tipo de parto que deseas tener.

felicidad

2. ¿Parto humanizado y respetado?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó hace años ciertas recomendaciones para un parto normal. Estas recomendaciones son fruto de años de investigación sobre qué es beneficioso o no. Basándose en estas recomendaciones y en muchas otras investigaciones posteriores, se publicaron unas Guías de Práctica Clínica, en base a las cuales los profesionales que atiendan tu parto deberán actuar. Podéis consultar la Guía de Práctica Clínica adaptada a futuros padres y madres : http://www.guiasalud.es/GPC/GPC_472_Parto_Normal_Osteba_embarazadas.pdf

Infórmate si en ese hospital siguen estas recomendaciones, es decir, si respeta y humaniza la atención al parto. Infórmate también acerca de si existen protocolos actualizados que deben guiar la actuación de los profesionales; o si por el contrario, la manera de trabajar será independiente a las preferencias personales del profesional en cuestión. En hospitales públicos los protocolos son obligados (aunque unos estén más actualizados que otros), mientras que en los privados las decisiones estarán guiadas de manera personal por el ginecólogo que siga tu embarazo.

untitled

  1. ¿Y si es una cesárea?

Tanto si te han programado una cesárea, como si no, debes tener en cuenta esta posibilidad. Puedes informarte de la tasas de cesáreas de los hospital que tengas entre tus opciones. La realidad es que donde pares, determina la posibilidad de que tu parto sea una cesárea, y debes conocerlo.

Hay hospitales que tras una cesárea, el bebé se queda bajo una fuente de calor junto al padre o acompañante elegido mientras la madre va a la sala de despertar (suele ser un tiempo de dos horas o más); otros en el que aunque la madre vaya a la sala de despertar, el bebé puede permanecer en contacto piel con piel con el padre; y otros en los que el recién nacido permanecerá en todo momento junto a su madre en contacto piel con piel, en quirófano y en la sala de despertar.

cesarea_especial.jpg

  1. ¿Qué puedo hacer para aliviar el dolor?

Debes conocer las diferentes posibilidades de alivio del dolor que existen, y cuáles ofrecen en cada hospital. Tanto si deseas un parto natural con técnicas no farmacológicas, como si optas por una analgesia epidural, infórmate de cuáles están disponibles y en qué medida, y sobre todo cuáles son los pros y los contras de cada una.

03

  1. Unidad Neonatal

A veces se da el caso de que el recién nacido debe ir a la Unidad de Neonatología. Infórmate muy bien acerca de cómo es esta unidad en el hospital al que deseas ir, ya que muchas clínicas no cuentan con ella y los bebés que la necesitan precisan ser trasladados a otro hospital.

Es ideal que la unidad de neonatología sea de puertas abiertas y la mamá pueda acceder en cualquier momento para hacer contacto piel con piel con su bebé, ya que esto favorecerá su recuperación y la lactancia materna, y tú podrás pasar con él todo el tiempo que desees.

cuidados mama canguro.png

  1. Lactancia Materna

La OMS recomienda dar el pecho de manera exclusiva hasta los 6 meses, y complementado con otros alimentos hasta los 2 años, ya que la lactancia materna es el alimento que mejor se adapta a las necesidades de tu bebé. Hay hospitales en los que todos los profesionales sanitarios están comprometidos a lograr una lactancia exitosa, y esto te ayudarán mucho después del parto, momento crucial donde las dudas acerca de si “¿lo estaré haciendo bien?” “¿podré dar el pecho?” “¿se estará quedando con hambre?”, invaden vuestra cabeza. Ya os adelanto algo: ¡Podéis hacerlo! J. Vayáis o no a un hospital comprometido con la lactancia materna, os recomiendo que os informéis bien durante el embarazo, para llegar al parto con las menores dudas posibles.

original.jpg

 

Como siempre, si tenéis alguna duda, podéis usar la sección de comentarios o escribirme de manera privada a través de matrona.marsupiales@gmail.com 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s